Archive for enero, 2013

Galería de Láminas ilustradas sobre temas de salud

by on Ene.29, 2013, under Láminas ilustrativas de Salud

Todas las Láminas expuestas a continuación, han sido extraídas y adaptadas del libro: “Anatomía y patología ilustradas”  2009 Wolters Kluwer Health España S.A, Lippincott Williams & Wilkins.

Desde Clínica Sacrum tratamos de facilitar la difusión de obras de calidad como ésta, sin ningún tipo de ánimo de lucro, adaptando los contenidos a un formato más manejable. Recomendamos la compra de esta Guía Ilustrada tanto a profesionales de la salud, como al público general.

 
 
Lesiones de hombroLesiones de hombro
Close
Lesiones de hombro
 
Artritis Vs ArtrosisArtritis Vs Artrosis
Close
Artritis Vs Artrosis
 
Latigazo cervicalLatigazo cervical
Close
Latigazo cervical
 
Síndrome del Túnel carpiano 2ª parteSíndrome del Túnel carpiano 2ª parte
Close
Síndrome del Túnel carpiano 2ª parte
 
Síndrome del Túnel carpiano 1ª parteSíndrome del Túnel carpiano 1ª parte
Close
Síndrome del Túnel carpiano 1ª parte
 
Lesiones de meniscos de la rodillaLesiones de meniscos de la rodilla
Close
Lesiones de meniscos de la rodilla
 
Lesiones de ligamentos de la rodillaLesiones de ligamentos de la rodilla
Close
Lesiones de ligamentos de la rodilla
 

También puede interesarte:

Leave a Comment more...


OFENSAS

by on Ene.23, 2013, under Cuentos didácticos

      Esta es la historia de un muchachito que tenía muy mal carácter.

    Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, debería clavar un clavo detrás de la puerta.

     El primer día, el muchacho clavó 37 clavos detrás de la puerta.
Las semanas que siguieron, a medida que el aprendía a controlar su genio, clavaba cada vez menos clavos detrás de la puerta.
     Descubrió que era más fácil controlar su genio que clavar clavos detrás de la puerta.Clavo1

     Llegó el día en que pudo controlar su carácter durante todo el día.
    Después de informar a su padre, éste le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su carácter. Los días pasaron y el joven pudo finalmente anunciar a su padre que no quedaban más clavos para retirar de la puerta.

Su padre lo tomó de la mano y lo llevó hasta la puerta.

Le dijo: “has trabajado duro, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta.  Nunca más será la misma. Cada vez que tú pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aquí ves.”
“Tú puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas le devastará, y la cicatriz perdurará para siempre”. “Recuerda que incluso una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa física”.

 

También puede interesarte:

Leave a Comment more...