Asistencia a la XIV Media Maratón de La Laguna 2013.

by on May.12, 2013, under Noticias

     Este año no pude ayudar a mis compañeros de profesión en la zona de fisioterapia. En esta ocasión participé en la carrera de 5 Km. 

     La verdad es que fue un poco dura ya que hacía mucho calor y al empezar a las 16 horas, el sol todavía caía con fuerza sobre el asfalto.

     El recorrido, en cuanto a dificultad era engañoso, ya que la bajada por la calle Herradores envalentona a más de uno, incluido yo mismo. En la calle Viana empecé a sentir el corazón luchando por mandar sangre a mis piernas, pero no fue hasta el Camino de las Peras, donde realmente me planteé ¿qué estoy haciendo aquí? y si ¡¡realmente tengo necesidad de esto!!.

     El asfalto ardiendo y los corredores adelantándome hacían el resto. Cuando llegué a la rotonda de la Vía de Ronda y dimos la vuelta, pensé que lo peor había pasado, así que me dispuse a recuperar el aliento alargando las zancadas.

     Sin recuperarme del todo, todavía habían corredores que me adelantaban, así que reapareció un leve afán competitivo, que me permitió empezar a remontar algunos puestos. En ese momento empezó a aflorar un pequeño flato en el costado derecho, lo que me recordó de nuevo mi duda sobre ¿qué estaba yo haciendo allí?. La cercanía de la calle Carrera me hizo pensar en que ya faltaba muy poco para llegar.Jony Media Laguna2

     Sabía que la recta hacia la meta se me podía hacer eterna, como  de hecho así fue. Tomé la decisión de empezar a apretar el ritmo antes de tomar la esquina entre la calle Tabares de Cala y la Calle Carrera  porque suponía que todos los corredores de 5 km iban a aumentar el ritmo una vez encarada la recta.  Levanté la mirada y busqué algún corredor de referencia. Me fijé en uno que tenía la camisa roja, y que estaba a la altura de la Catedral. Entonces aumenté más el ritmo, decidido a llegar antes que el mencionado corredor.

     Contrayendo los abdominales para que no me doliera tanto el flato del costado y alargando más la zancada, pisando con los metatarsos, logré alcanzar al corredor de rojo a la altura del Teatro Leal. Por supuesto me daba la sensación de que se me estaba acabando el aire.

     Cuando logré levantar la vista del suelo, divisé el arco color naranja donde se encontraba la meta, y casi desfallezco cuando me di cuenta que  habían dos arcos en realidad, y que en el segundo es donde estaba el control de meta. Mi tiempo final fue de 21:46  y a 4:08 el tiempo medio por kilómetro. La verdad es que me sorprendió haber mejorado el tiempo medio del kilómetro con respecto a la Carrera Nocturna (que era mi única referencia), teniendo en cuenta lo poco que había entrenado.

     Al entrar por la meta, mis piernas caminaban solas y el corazón parecía que se iba a desbocar. Cuando llegué al puesto de los refrigerios, pedí agua para echarme por la nuca, y un Acuarius para bebérmelo con tranquilidad, cuando mi faringe estuviera en condiciones de permitir el paso de algo que no fuera aire.

     Cuando me fui recuperando, lo primero que pensé es que todavía habían corredores disputando la Media Maratón. Fui consciente de que yo había dado una vuelta al circuito y que había otros que estaban dando cuatro. Me conmovió el esfuerzo que ello implicaba, y eso me hizo olvidar un poco mi cansancio.

     Deseo felicitar a todos los que en una tarde calurosa, se dispusieron a correr para luchar principalmente consigo mismos, pero especialmente a los que corriendo la Media Maratón.  Para todos ellos: ¡¡¡CHAPEAU!!! 

     Seguiremos entrenando y en la medida que se pueda….disfrutando.

Aquí tienen los enlaces de las clasificaciones generales:

http://www.aytolalaguna.com/2013/General_5KM.htm

http://www.aytolalaguna.com/2013/General_Femenina_5KM.htm

http://www.aytolalaguna.com/2013/General_21KM.htm

http://www.aytolalaguna.com/2013/General_Femenina_21KM.htm

Leave a Comment more...