Artículos de Salud

¿Qué es el Stretching Miofascial Postural?

by on Ene.08, 2015, under Artículos de Salud

Hola, soy Jonatán y mi intención es satisfacer tus dudas más importantes, sobre lo que es el Stretching Miofascial Postural y el contenido general de los cursos que imparto al respecto.

La información incluida en el SMP parte de los principios del Método Mezieres, P. Shouchard y el RPG y finalmente del Stretching Global Activo (SGA), donde se enfoca el trabajo corporal correctivo desde la Integración Estructural, es decir, de la alineación óptima de las curvas y segmentos corporales con respecto de la gravedad. Este enfoque es común a otras técnicas (Rolfing, Alexander etc…) y se busca con ello el uso del equilibrio en los niveles más finos del sistema neuro-fascial-músculo-esquelético, lo que permite aumentar el bienestar general y la capacidad de adaptación y resistencia física, así como la reducción del dolor causado biomecánicamente.

El paradigma del estiramiento ha cambiado en los últimos años, de un concepto analítico (estiramiento muscular local; sólo útil a nivel terapéutico), a un enfoque más global (cadenas musculares), especialmente a partir de los trabajos sobre biotensegridad y la importancia del sistema fascial. Esto ha posibilitado el desarrollo de estudios de cadenas miofasciales, tanto  anatómicas (T. Mayers), como funcionales (L. Busquets, G Denis Struyf), como diana terapéutica, preventiva y de mejora del rendimiento.

El hecho es que, en la medida que colocamos en tensión más de 2 segmentos corporales, sin darnos cuenta, ponemos en tensión al sistema Neurovascular, con lo cual entramos en otra dinámica con sus propias leyes y beneficios. Y es aquí donde irrumpe el Stretching Miofascial Postural. El enfoque del SMP es el de estirar globalmente a nivel Neuro-Mio-Fascial, con el objetivo de aumentar el rendimiento  neurodinámico (carga tensil y deslizamiento neural) y por tanto, la adaptabilidad biomecánica frente a la gravedad en relación con la postura, y también durante el movimiento. 

Lo importante de este enfoque es que se pueden beneficiar los pacientes, tanto en un trabajo terapéutico – individualizado, como en un trabajo de clases dirigidas de prevención y mantenimiento. De hecho constituye un complemento perfecto al Método Pilates, al ser un método más dinámico.

Si quieres más información sobre este enfoque, o sobre los cursos que imparto a nivel de toda España, pincha en el enlace siguiente:

http://clinicasacrum.com/curso-de-stretching-miofascial-postural/

Y si eres un profesional que estás interesado en organizar un curso de SMP en tu ciudad y obtener una beca gratis, contacta conmigo.

Postural training

También puede interesarte:

Leave a Comment more...

Querer curarse VS Desear curarse

by on Dic.24, 2014, under Artículos de Salud

    Uno de los objetivos de cualquier persona es desear mantenerse sano, sin enfermedad ni dolor. Los pacientes reclaman en todas las consultas médicas o fisioterapéuticas  la desaparición del dolor. Desean a toda costa eliminar las molestias que sienten y que les incapacitan laboral o deportivamente.Dolor-neuropático-5

   Mi cometido principal como profesional de la salud está definido por los verbos: aliviar, curar, paliar. Para ello es imprescindible desarrollar la escucha, la observación, la capacidad de relación y por supuesto el conocimiento y la experiencia. Pues bien, mi experiencia me dice que hay que desear menos y querer más. Me explico: desear es abstracto, querer es concreto. Desear tiende a la idealización, querer a la concreción. Desear crea obstáculos porque siembra la duda, querer despeja el camino porque te concentras en la acción. En definitiva: desear se centra en conseguir el objetivo a toda costa y por tanto te aleja de él, mientras que querer se centra en la acción, lo que permite tomar decisiones oportunas para conseguirlo.

    Suelo tratar de descubrir cuál es el objetivo principal de mis pacientes, y les expreso los pros y contras de cada enfoque. Pero sobre todo los dirijo más al proceso que a los síntomas puntuales. Les suelo decir que cada vez doy menos diagnósticos y explico más los procesos. Es la diferencia entre ver una foto y un vídeo. La foto es un instante congelado, el vídeo es el desarrollo del momento.

     Entiendo que a ciertos niveles médicos, judiciales, periciales, etc… sea necesario hacer un diagnóstico específico, por necesidades de categorización, clasificación, valoración de  indemnizaciones etc… pero a nivel del fisioterapeuta, lo importante es el proceso que ha llevado al paciente a sentir el dolor o padecer una disfunción, especialmente cuando se trata de trastornos no traumáticos (que son el 90 % de los casos en consulta).

   Debemos hacer hincapié en el análisis de los hábitos diarios, las posturas habituales, las circunstancias emocionales que rodean las situaciones diarias, los movimientos repetitivos, y en el caso de deportistas, el tipo de deporte en relación a la características propias del paciente. Todo esto, bien analizado, provee de las pistas más importantes para enfocar el diagnóstico y por supuesto el tratamiento, ya que co-responsabiliza al paciente de su salud.

  Tengo claro que nosotros los profesionales somos únicamente catalizadores de la salud, y que el paciente es el que realmente se cura. Pero entonces….¿Por qué unos lo hacen con más facilidad que otros?. Pues atendiendo al título de esta entrada, está claro. Los pacientes que se curan lo hacen porque “quieren” curarse. Los que no lo consiguen, es porque “desean” curarse. “Querer curarse” significa ser consciente de los diferentes aspectos que rodean al problema, por lo que es capaz de realizar las actuaciones necesarias, según las indicaciones del profesional. Además querer curarse implica un control emocional más equilibrado del proceso, que facilita la recuperación porque no hay dudas de dónde están los problemas, con lo cual sólo falta actuar y dar tiempo al proceso. Sin embargo “desear curarse” implica que lo más importante es, como se suele decir “eliminar al mensajero”, sin tener en cuenta los datos y las circunstancias, por lo cual el paciente se aleja de la recuperación porque no entiende cómo ha llegado ahí, y por tanto no puede realizar las acciones correctivas.

a-su-salud-curarse-en-el-extranjero-salud-enfermedad-derechos-expatriados-europa

   “Desear curarse” elimina la responsabilidad y convierte al paciente en víctima, lo que implica que el problema pasa a controlar la persona; y por supuesto se engendran dudas que, como decía D.Goleman, te secuentran emocionalmente. Este tipo de pacientes desean eliminar a toda costa la molestia, lo que implica exceso de medicación, tratamientos cada vez más invasivos y por tanto cronificación de los procesos y alteraciones de toda índole (neurotransmisores, hormonales, posturales, emocionales…)

  Nuestra misión es informar, esclarecer los procesos de morbilidad, y proveer de herramientas de cambio o modificación, el resto……… depende de que el paciente QUIERA curarse.

También puede interesarte:

Leave a Comment more...

La protección solar va más allá de las cremas fotoprotectoras

by on Jun.30, 2013, under Artículos de Salud

Durante todo el año debemos protegernos del sol. No sólo para prevenir del envejecimiento cutáneo sino también del cáncer. Para ello, es necesario aplicarse cada día cremas fotoprotectoras. Pero hoy en día existen otras formas de proteger nuestra piel del sol y a la vez de conseguir un buen bronceado como extractos de plantas, cápsulas o detergentes para la ropa.

El Sol acelera el Envejecimiento Cutáneo

Durante las vacaciones nuestra piel suele deshidratarse y observamos más manchas y escamas. Para que nuestra piel vuelva a recuperar su aspecto, debemos acudir al dermatólogo y sobre todo proteger siempre nuestras piel del sol. Aún así, la doctora Aurora Guerra, jefe de sección de dermatología del Hospital de Doce de Octubre de Madrid, explica que durante el verano observa muchos casos de deshidratación de la piel. Pero ya sea en verano o en invierno siempre debemos proteger la piel de la cara. Es decir, cada día deberíamos aplicarnos una fotoprotección en la cara.gansosv2

Cremas Fotoprotectoras

Elegir el fotoprotector adecuado no es una tarea fácil ya que depende del país donde tomemos el sol, de nuestra piel y del tiempo de exposición. Una persona morena que tiende a coger color en verano requiere un factor 30 o 40. También es recomendable repetir la aplicación cada tres horas. El doctor Salvio Serrano, profesor de dermatología de la Universidad de Granada, afirma que “la fotoprotección debe ser racional”. El UVA cambia según estamos en la playa del Caribe o en Alicante. También depende del fototipo de piel y el tiempo de exposición al sol. Aún así, el mejor fotoprotector “es un gorro, la ropa y ponerse en la sombra”, añade el doctor.   Tampoco debemos escatimar en la cantidad de fotoprotector que nos pongamos y todavía menos en los niños y los ancianos que son los que corren más peligro. Protegerse del sol es básico porque es acumulable. No sólo se debe realizar al ir a la playa en verano sino también en invierno o si vamos a la montaña o si paseamos por nuestra ciudad. El doctor Vicens García Patos, jefe del servicio de dermatologí­a del Hospital Vall de Hebrón de Barcelona, recomienda el uso de filtros fí­sicos que hacen de pantalla encima de la piel. También hay que tener en cuenta que hay algunos medicamentos que pueden provocar una reacción ante la exposición al sol. Algunos son los diuréticos, tratamientos para el acné, los hongos o los anticonceptivos.   El doctor Pau Umbert y Millet, jefe del servicio de dermatologí­a del Hospital Universitario Sagrado Corazón, afirma que cuando salimos de vacaciones nos enfrentamos a cambios bruscos que sufre nuestra piel. Entonces salen manchas blancas, eccemas, urticarias. Aún así, el problema dermatológico más frecuente es el enrojecimiento de la piel. Y las personas con más riesgo son las personas mayores y los niños. Según el doctor, debemos adoptar hábitos como aplicarnos el fotoprotector cuando nos despertemos por la mañana.

Rayos Uva

Mantener el bronceado durante el invierno mediante el uso de cabinas de rayos ultravioleta es peligroso, ya que también incrementa la posibilidad de padecer cáncer cutáneo; informó hoy la Academia Española de Dermatologí­a y Venerología (AEDV), que quiere hacer hincapié en que la piel debe cuidarse adecuadamente también en invierno. En la actualidad, los dermatólogos y otros especialistas han conseguido concienciar a la mayor parte de la sociedad de la importancia de cuidar y proteger la piel del sol en verano. Ahora, la AEDV se encuentra con una nueva tarea: conseguir que la gente entienda que estos cuidados deben realizarse también en invierno y no permitir que la piel deje de ser importante en los meses de frío. Con respecto al problema del cáncer cutáneo la AEDV quiere destacar que éste no es sólo consecuencia de una exposición al sol en verano, sino que es resultado de una agresión continua de radiaciones. El vicepresidente de la AEDV, el profesor José Carlos Moreno explicó que “es cierto que la potencia solar es menor en invierno pero las personas siguen recibiendo pequeñas cantidades de radiación que, acumuladas día a día determinan una cifra total importante a la que hay que sumar las que se reciben en verano”. El presidente de la AEDV, el profesor Julián Conejo-Mir manifestó que “la exposición solar propia de los deportes de invierno supone, además del peligro intrínseco para la piel, un riesgo porque potencian los daños ocasionados durante el verano”. “Por lo tanto, es muy importante y necesario mantener una fotoprotección aunque no sea tan intensa como en verano.

Plantas que refuerzan la acción del fotoprotector

Una forma de reforzar la acción de las cremas solares para protegerla de la agresión solar es a través de la ingesta de productos naturales que actúan desde el interior del organismo. El consumo de alimentos y plantas medicinales con propiedades antioxidantes como suplemento de la dieta ha demostrado su eficacia para retrasar el envejecimiento cutáneo los daños producidos por el sol y los rayos ultavioletas, según demuestran diversos estudios clínicos.melocoton1

Propiedades de la zanahoria

Es el caso del betacaroteno, un pigmento presente en los alimentos de piel roja y naranja como las zanahorias, los melocotones o los albaricoques. Favorece la aparición del bronceado pues es precursor de la vitamina A, esencial para el cuidado de la piel ya que la prepara para su exposición al sol activando su proceso de pigmentación. Pero es que también protege la piel por su efecto antioxidante. Como explica Jesús del Pino, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital de la Cruz Roja de Madrid, “destruyendo los radicales libres del oxígeno que resultan de la actividad oxidante de las radiaciones ultravioleta, por lo tanto se convierte en un arma efectiva frente al envejecimiento cutáneo y la degeneración producida por la exposición al sol” Por si esto fuera poco, los preparados a base de betacarotenos, además de su acción fotoprotectora, proporcionan una coloración similar al bronceado en las capas superiores de la piel, sin necesidad de exponerse al sol, provocado por su mecanismo de eliminación a través de los poros. Incluso, dice Del Pino, pueden ser determinantes para retrasar la aparición de tumores malignos de piel (melanoma) provocados por el exceso de radiación ultravioleta.

Ácidos grasos esenciales

Otras dos plantas que han demostrado tener excelentes propiedades en el cuidado frente al sol son la onagra y la borraja. O, mejor dicho, los aceites que se obtienen por presión en frío o de sus semillas. Son ricos en ácidos grasos esenciales (llamados así porque el organismo es incapaz de crearlos y debe tomarlos del exterior) de gran poder antioxidante. Estos aceites son importantes para el buen funcionamiento de nuestro organismo porque forman parte de las membranas celulares y son precursores de mediadores como las prostaglandinas. Dado que el organismo no es capaz de biosintetizarlos, deben ser administrados a través de la dieta o de preparados específicos, para evitar las alteraciones cutáneos que origina su carencias.

Protectores orales

Todos sabemos que debemos protegernos del sol con cremas fotoprotectoras. Pero debemos saber que también nos podemos proteger con cápsulas que además favorecen el bronceado. La doctora Elena de las Heras, dermatóloga del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, afirma que “la comercialización de estos productos es bastante reciente” y los dermatólogos ahora empiezan a recomendarlos. Aún así, estos tratamientos no excluyen el uso de las cremas fotoprotectoras. “Estas cápsulas de protección por ví­a oral se debe tomar unas dos horas antes de exponernos al sol, habitualmente en el desayuno”, añade la doctora.

Suavizante para la ropa

Investigadores españoles han desarrollado un nuevo concepto en fotoprotección avalado por los propios dermatólogo y que ahora ha llegado a las farmacias. Se trata de un suavizante que contribuye a que la ropa nos proteja del sol. El doctor Joan Ferrando, dermatólogo del Hospital Clínico de Barcelona, remarca que la ropa de verano es muy ligera y, por tanto, no protege casi del sol. Y es que la ropa que más protege son los tejanos y la ropa negra.

Enlace Original:  http://www.vivirmejor.com/la-proteccion-solar-va-mas-alla-de-las-cremas-fotoprotectoras

Leave a Comment more...

Detectar los síntomas iniciales de las demencias

by on Jun.30, 2013, under Artículos de Salud

Durante muchos años se ha utilizado el término demencia senil para referirse a lo que actualmente se consideran los diferentes tipos de demencias. La causa de la demencia senil se atribuye a enfermedades neurodegenerativas que entorpecen seriamente nuestro sistema nervioso central. No obstante, casi la mitad de las demencias cabe atribuirlas hoy al Alzheimer. La Dra. Aurora Viloria, geriatra de la unidad de memoria del servicio de geriatría del Hospital Clínico San Carlos de Madrid afirma que “la edad es un factor de riesgo para tener Alzheimer”.

Síntomas característicos

La Dra. Viloria comenta que “los fallos de memoria son lo que más alarma a los pacientes para acudir a la consulta”. Es el síntoma más frecuente en la enfermedad de Alzheimer. No obstante, también indica que si aparece algún problema como dificultad en el lenguaje para encontrar las palabras o cambiar las letras o algún trastorno en personas de edad avanzada es recomendable consultarlo con el especialista.ancianos y amor2

Fallos de memoria patológicos

La mayoría de casos de Alzheimer se manifiestan en personas de edad avanzada pero también se puede presentar en personas de 60 años, aunque no es lo más habitual.  La geriatra comenta que “a partir de los 30 o 35 años todo el mundo puede tener fallos de memoria que están dentro de la normalidad mientras no afecten el rendimiento habitual”. Y añade que “mientras una persona siga su vida con total normalidad e independencia, los fallos de memoria no son síntoma de ninguna demencia”.

Demencia con cuerpos de Lewy

La Dra. Viloria explica “que la demencia con cuerpos de Lewy se relaciona con la enfermedad de Parkinson. Estas personas suelen tener problemas de conducta, se muestran irritables, agresivas, presentan alucinaciones e ideas delirantes. A su vez también tienen más riesgo de temblores, de rigidez y de caídas”.

Depresiones enmascaradas

En algunos casos una depresión es la forma de inicio de una demencia. La geriatra afirma que “a veces se puede confundir”. Hay personas mayores que de entrada han sido diagnosticadas de una depresión. La Dra. Viloria advierte que “cualquier trastorno del ánimo depresivo o ansioso en una persona de edad siempre se debe tener en cuenta”.

La figura del cuidador

Las hijas de los pacientes son las principales cuidadoras de los enfermos de Alzheimer. En algunos casos es el cónyuge. El Alzheimer es una enfermedad difícil que no sólo afecta al paciente sino a todo el entorno familiar.  Se debe tener en cuenta que cuando el paciente pierde el referente, si que reconoce el afecto y el cariño. Por otra parte, es importante que el cuidador busque sus momentos de ocio.  El 95 % de los casos de Alzheimer no son hereditarios. 
Leave a Comment more...