Tag: ejercicios de fuerza

El ejercicio de fuerza muestra beneficios en anorexia nerviosa

by on Abr.08, 2013, under Noticias

La Universidad Europea y el Niño Jesús, de Madrid, analizan su efecto. La intervención tiene valor terapéutico siempre unido a la psicoterapia.

El ejercicio de fuerza controlado produce mejoras fisiológicas, psicológicas y sociales en pacientes con anorexia nerviosa restrictiva, mejorando la capacidad funcional y produciendo una evolución psicológica positiva, según una investigación incluida en la tesis de María Fernández del Valle, del Centro de Excelencia de Investigación en Actividad Física y Deporte de la Universidad Europea de Madrid, y liderada por este centro y el Hospital Niño Jesús, de Madrid.espejo2

Según han explicado a DM Margarita Pérez, investigadora de la Universidad Europea, y Gonzalo Morandé, jefe del Servicio de Psiquiatría del Niño Jesús, la investigación contó con 38 niñas con una edad media de 12,81 años, que habían sido dadas de alta y pasaban al Hospital de Día. “El grupo no era compulsivo al ejercicio. Es sorprendente, ya que casi todas las niñas usaban la baja ingesta para adelgazar y pocas sumaban el ejercicio para conseguirlo”, dice Pérez.

La bajada de peso y la desnutrición producen “la pérdida de masa muscular, ósea y magra. No hay recuperación sin alimentación y sin ejercicio. No son convenientes los reposos absolutos”, dice Morandé. En ello coincide Pérez, para quien el gran beneficiado de la intervención es el hueso. “El ejercicio de fuerza controlado promueve el mantenimiento y la mejora de la masa muscular, evitando la sarcopenia propia de la inactividad y la desnutrición, y mejora de forma indirecta la masa ósea”, la postura y la cifosis.

Entrenamiento
La parte central del entrenamiento constó de 8 ejercicios de fuerza de grandes grupos musculares en máquinas dirigidas: prensa de banca, prensa de pierna, remo dorsal, remo alto y extensión de una pierna. Se realizaron tres series de 8-10 repeticiones y periodos de descanso de 1-2 minutos. “Durante éstos los pacientes realizaron estiramientos específicos. La carga se aumentó gradualmente del 5 al 10 por ciento”, dice Pérez.

Por otro lado, en esta fase de la patología no se recomienda el ejercicio cardiovascular, ya que supone un mayor gasto calórico y, por consiguiente, una mayor ingesta. “El ejercicio va unido a terapia psicológica, clave fundamental para el éxito del programa”, dice Pérez.

Según Morandé, tras la intervención no hubo recaídas y la recuperación nutricional continuó, además de producirse una recuperación muscular y un aumento de la calidad de vida, reflejado en la Escala de Componente Mental y en el ítem de Función Social. Además, según los resultados del trabajo, que ha recibido el IIPremio Nacional de Investigación en Medicina del Deporte, que otorga la Universidad de Oviedo, la adherencia fue superior al 80 por ciento.

“Los pacientes notaron una reducción en su nivel de obsesividad. El ejercicio es parte del tratamiento global, y contribuye a la adhesión a la terapia, ya que el cuerpo en movimiento aporta un feedback positivo. El único requisito es que vayan acompañadas, lo cual añade un elemento facilitador de la socialización”.

Ejercicios funcionales para fortalecer.

Tras el entrenamiento en máquinas, los pacientes realizaron ejercicios funcionales dirigidos a fortalecer la musculatura paravertebral y abdominal. Según Margarita Pérez, de la Universidad Europea, se pautaron “tres series de abdominales al inicio en 15 segundos de isometría más 15 repeticiones y 30 segundos y 25 repeticiones al final, además de 3 series de lumbares en isometría de 15 segundos al inicio y 30 al acabar, y flexiones con la rodilla apoyada en isometría de 15 segundos y 30 segundos y 10 repeticiones al acabar”.

http://www.diariomedico.com/2013/04/01/area-profesional/entorno/ejercicio-fuerza-muestra-beneficios-anorexia-nerviosa

Leave a Comment more...