Tag: riesgo cardiovascular

Los niveles bajos de vitamina D pueden provocar hipertensión

by on Jun.30, 2013, under Noticias

Los niveles bajos de vitamina D pueden provocar hipertensión, según un estudio genético a gran escala, que se presenta este lunes en la conferencia anual de la Sociedad Europea de Genética Humana (ESHG, en sus siglas en inglés).

El doctor Vimal Karani S., del Instituto de Salud Infantil del University College of London (Reino Unido), expondrá los datos que muestran que las personas con altas concentraciones de 25-hidroxivitamina D (25 (OH) D) reducen la presión arterial y por lo tanto suponen menor riesgo de hipertensión.

Los investigadores utilizaron variantes genéticas conocidas como polimorfismos de nucleótido único o SNP como marcadores de proxy para reflejar el estado de vitamina D del individuo con el fin de comprobar si existe una asociación causal con la presión arterial y la hipertensión.corazon-sano

Hallaron una relación significativa: por cada aumento de un 10 por ciento en concentraciones de 25 (OH) D hubo una disminución del 8,1 por ciento en el riesgo de desarrollar hipertensión. “A pesar de la probable presencia de factores de confusión no observados, el enfoque que seguimos, conocido como la asignación al azar mendeliana, nos permitió sacar conclusiones sobre la causalidad porque la influencia genética en la enfermedad no se ve afectada por los factores de confusión. Para ponerlo en términos simples, utilizando este método podemos determinar la causa y el efecto y estar bastante seguros de que hemos llegado a la conclusión correcta sobre el tema”, señala Karani.

“Ahora, proponemos continuar con este trabajo mediante el examen de la relación causal entre el estado de vitamina D y otros resultados cardiovasculares relacionados con la enfermedad, como los fenotipos vinculados con los lípidos, por ejemplo, el colesterol, marcadores inflamatorios como la proteína C-reactiva, y la diabetes tipo 2 y los marcadores de metabolismo de la glucosa. Creemos que todavía nos queda mucho por descubrir sobre el efecto de la deficiencia de vitamina D en la salud y ahora sabemos que tenemos las herramientas para hacerlo”, concluye el experto.

Enlace original: http://cardiologia.diariomedico.com/2013/06/11/area-cientifica/especialidades/cardiologia/factores-de-riesgo/niveles-bajos-vitamina-d-pueden-provocar-hipertension

Leave a Comment more...

La sal, de moneda de pago a riesgo cardiovascular

by on Jun.02, 2013, under Noticias

Mucho han cambiado las cosas desde entonces. La sal es un ingrediente barato y básico en nuestra alimentación, cuyo consumo excesivo en las sociedades industrializadas en una época de abundancia nos ha conducido a una situación alarmante: existen más de mil millones de hipertensos en el mundo, en riesgo de duplicarse en los próximos quince años, de no tomar acciones preventivas de manera inmediata. En España, la realidad no es muy diferente, con casi 14 millones de hipertensos y con una tasa de mortalidad por enfermedad cardiovascular próxima al 33 por ciento.

La primera de las medidas que habría que tener en cuenta tiene que ver con la toma de conciencia social y, en este sentido, la intensa labor educativa llevada a cabo por el gremio médico ha permitido avanzar en este sentido. Sin embargo, esta actuación aún no es suficiente. Nos queda un largo camino por recorrer, sobre todo en lo que respecta a la población con un riesgo elevado de desarrollar eventos cardiovasculares o renales, habitualmente individuos jóvenes -menores de 50 años – con múltiples factores de riesgo cardiovascular y/o con presencia de daño orgánico.sal2

Aportar argumentos
La Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-Lelha) ha editado recientemente unas guías informativas sobre la sal con un doble objetivo: dotar al profesional sanitario de “argumentos” para reducir su consumo entre sus pacientes, al tiempo que se dan consejos culinarios y claves para aprender a leer correctamente el etiquetado nutricional. El 80 por ciento del sodio que se consume procede de la cesta de la compra; otro aspecto sobre el que se está trabajando y que, sin duda, revertirá en una mejora de la salud de la población.

Estudios observacionales llevados a cabo en población general nos hablan de una relación positiva y lineal entre la ingesta de sal y los niveles de presión arterial (PA). Datos más recientes, procedentes del estudio Intersalt que incluía sujetos normotensos e hipertensos, revela que incrementos de 100 mmol diarios de sodio en la dieta se asociaron con elevaciones de 2,2 mm Hg de PA sistólica, después de ajustar por la edad, sexo, índice de masa corporal e ingesta de alcohol. De manera similar, estudios intervencionistas sugieren que una reducción del sodio en 50 mmol/día podría disminuir la PA sistólica promedio entre 1,7 y 2,9 mm Hg en individuos normotensos. Centrados exclusivamente en poblaciones hipertensas, diversas líneas de trabajo sugieren una interrelación más estrecha entre la cantidad de sal en la dieta y la gravedad de la hipertensión cuando se comparan con los realizados en normotensos. La reducción de la ingesta de sal en la dieta en hipertensos consigue reducciones de PA sistólica de 2 a 10 mm Hg y de PA diastólica entre 1 y 6 mm Hg.

La más grave
Esos datos vienen a confirmar los resultados del estudio DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), donde se ha observado una disminución de la PA sistólica en 11,5 mm Hg en los sujetos que siguieron la dieta DASH y la dosis más baja de sodio. En otros trabajos con hipertensos graves, la reducción de sal consigue descensos mucho mayores en periodos de tiempo de seguimiento menores.salinas2

La evidencia actual demuestra que el consumo de sal en exceso puede conducir al desarrollo de hipertensión arterial resistente (HTA-R), debido tanto a su efecto directo sobre los niveles de PA como a la reducción que produce en el efecto de los fármacos antihipertensivos, especialmente de los supresores del sistema renina-angiotensina-aldosterona y los diuréticos. Disponemos de numerosos datos que confirman que los pacientes hipertensos resistentes son extraordinariamente sensibles a la sal, fundamentalmente los pacientes de raza negra, ancianos y, en particular, aquellos con enfermedad renal crónica.

El grado de reducción de los valores de PA en esos “no respondedores” al tratamiento es mucho mayor que el observado en los hipertensos. Ello viene a confirmar que la sal en exceso es una importante causa de HTA-R y enfatiza la necesidad de restringir su ingesta entre 3 y 5 gramos diarios como parte fundamental del manejo de la HTA resistente, la más grave de todas, que afecta a entre el 5 y 15 por ciento de los hipertensos.

Enlace original: http://www.diariomedico.com/2013/05/06/opinion-participacion/columna-invitada/sal-moneda-pago-riesgo-cardiovascular

Leave a Comment more...

Los metales pesados influyen en el riesgo cardiovascular.

by on Mar.16, 2013, under Noticias

La exposición a metales pesados y su relación con el riesgo cardiovascular no debe despreciarse por el hecho de que se hayan desterrado a nivel ambiental, pues perviven en elementos tan comunes como algunos alimentos. Así se ha puesto de manifiesto en la XVIII Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-Lelha), en Valencia.

Arturo Fernández- Cruz, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, ha expuesto que “la nutrición y la exposición al ambiente juegan un papel determinante en la salud y el desarrollo de los seres humanos y, ante esa realidad, también se debe recordar que existe una serie de metales pesados que epidemiológicamente se asocian con enfermedades cardiovasculares (plomo, cadmio, metilmercurio)”.images

Por su parte, Montserrat González-Estecha, responsable de la Unidad de Elementos Traza del Servicio de Análisis Clínicos del Hospital Clínico de Madrid, recordó que “en los últimos años ha habido un descenso importantísimo a nivel ambiental. Pero, paradójicamente, la disminución en el ambiente y en la sangre de la población general ha permitido encontrar efectos adversos a concentraciones no de trabajadores expuestos o intoxicados, sino a las que todos podemos estar expuestos”.

Para confirmar esa afirmación, estudios impulsados por la SEH-Lelha han alertado de que la amenaza es evidente, aunque también se ha incidido en que no se puede dramatizar o sacar de contexto los resultados para no alarmar a la población.

Metilmercurio
A modo de ejemplo, España destaca por ser uno de los principales países en consumo de pescado, cuyos beneficios para la salud, ampliamente reconocidos por contribuir a prevenir las enfermedades cardiovasculares, podrían no ser tales tras encontrarse niveles altos de metilmercurio (MeHg) en sangre en las personas que comen habitualmente grandes peces predadores.

La exposición a esa sustancia muy tóxica podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular y ser causa de afectación del sistema nervioso en el desarrollo tanto del feto como de los niños (la concentración a lo largo del tiempo se relaciona con infarto de miocardio, estrés oxidativo, arritmias, hipertensión arterial, descenso de la variabilidad de la frecuencia cardiaca y formación de placa de ateroma), según se desprende del reciente estudio Elementos traza esenciales y tóxicos en pacientes con riesgo cardiovascular, elaborado por la SEH-Lelha.

El atún y el pez espada son las principales fuentes de concentración de metilmercurio, razón por la que se desaconseja su consumo a menores y embarazadas; en su lugar, se recomienda ingerir caballa, con contenidos de mercurio muy inferiores al atún. Esta advertencia se basa en un subanálisis sobre 36 latas de atún de diferentes marcas. González-Estecha señaló que “en el estudio comprobamos que había una gran dispersión en los resultados del atún claro y, por ello, nuestra recomendación es que en grupos vulnerables y si no existe una regulación más estricta, es preferible la caballa al atún; sobre todo para evitar el riesgo de consumir la lata con mayor concentración y por el hecho contrastado de que diez latas de caballa equivaldrían a una de atún claro”.

HTA, riñón y exposición al plomo

A pesar del descenso en los últimos años de las concentraciones de plomo en sangre en la población española, la exposición persiste en algunas situaciones: además de su presencia durante años en las gasolinas, aún persiste en algunas antiguas tuberías de agua o restos de soldaduras. En los menores, la presencia de este elemento, aunque sea en valores muy bajos, se relaciona con alteraciones intelectuales, función cognitiva, trastorno antisocial, según González-Estecha. En adultos, hay una asociación entre concentraciones de plomo e hipertensión. Como conclusión, García Donaire indica que “cadmio y plomo se relacionan con riesgo de la función renal, pero especialmente en personas que tienen carencias de hierro y calcio, por ejemplo”.

Enlace: http://cardiologia.diariomedico.com/2013/03/11/area-cientifica/especialidades/cardiologia/factores-de-riesgo/los-metales-pesados-influyen-en-el-riesgo-cv-

Leave a Comment more...