Tag: sal

La sal, de moneda de pago a riesgo cardiovascular

by on Jun.02, 2013, under Noticias

Mucho han cambiado las cosas desde entonces. La sal es un ingrediente barato y básico en nuestra alimentación, cuyo consumo excesivo en las sociedades industrializadas en una época de abundancia nos ha conducido a una situación alarmante: existen más de mil millones de hipertensos en el mundo, en riesgo de duplicarse en los próximos quince años, de no tomar acciones preventivas de manera inmediata. En España, la realidad no es muy diferente, con casi 14 millones de hipertensos y con una tasa de mortalidad por enfermedad cardiovascular próxima al 33 por ciento.

La primera de las medidas que habría que tener en cuenta tiene que ver con la toma de conciencia social y, en este sentido, la intensa labor educativa llevada a cabo por el gremio médico ha permitido avanzar en este sentido. Sin embargo, esta actuación aún no es suficiente. Nos queda un largo camino por recorrer, sobre todo en lo que respecta a la población con un riesgo elevado de desarrollar eventos cardiovasculares o renales, habitualmente individuos jóvenes -menores de 50 años – con múltiples factores de riesgo cardiovascular y/o con presencia de daño orgánico.sal2

Aportar argumentos
La Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-Lelha) ha editado recientemente unas guías informativas sobre la sal con un doble objetivo: dotar al profesional sanitario de “argumentos” para reducir su consumo entre sus pacientes, al tiempo que se dan consejos culinarios y claves para aprender a leer correctamente el etiquetado nutricional. El 80 por ciento del sodio que se consume procede de la cesta de la compra; otro aspecto sobre el que se está trabajando y que, sin duda, revertirá en una mejora de la salud de la población.

Estudios observacionales llevados a cabo en población general nos hablan de una relación positiva y lineal entre la ingesta de sal y los niveles de presión arterial (PA). Datos más recientes, procedentes del estudio Intersalt que incluía sujetos normotensos e hipertensos, revela que incrementos de 100 mmol diarios de sodio en la dieta se asociaron con elevaciones de 2,2 mm Hg de PA sistólica, después de ajustar por la edad, sexo, índice de masa corporal e ingesta de alcohol. De manera similar, estudios intervencionistas sugieren que una reducción del sodio en 50 mmol/día podría disminuir la PA sistólica promedio entre 1,7 y 2,9 mm Hg en individuos normotensos. Centrados exclusivamente en poblaciones hipertensas, diversas líneas de trabajo sugieren una interrelación más estrecha entre la cantidad de sal en la dieta y la gravedad de la hipertensión cuando se comparan con los realizados en normotensos. La reducción de la ingesta de sal en la dieta en hipertensos consigue reducciones de PA sistólica de 2 a 10 mm Hg y de PA diastólica entre 1 y 6 mm Hg.

La más grave
Esos datos vienen a confirmar los resultados del estudio DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), donde se ha observado una disminución de la PA sistólica en 11,5 mm Hg en los sujetos que siguieron la dieta DASH y la dosis más baja de sodio. En otros trabajos con hipertensos graves, la reducción de sal consigue descensos mucho mayores en periodos de tiempo de seguimiento menores.salinas2

La evidencia actual demuestra que el consumo de sal en exceso puede conducir al desarrollo de hipertensión arterial resistente (HTA-R), debido tanto a su efecto directo sobre los niveles de PA como a la reducción que produce en el efecto de los fármacos antihipertensivos, especialmente de los supresores del sistema renina-angiotensina-aldosterona y los diuréticos. Disponemos de numerosos datos que confirman que los pacientes hipertensos resistentes son extraordinariamente sensibles a la sal, fundamentalmente los pacientes de raza negra, ancianos y, en particular, aquellos con enfermedad renal crónica.

El grado de reducción de los valores de PA en esos “no respondedores” al tratamiento es mucho mayor que el observado en los hipertensos. Ello viene a confirmar que la sal en exceso es una importante causa de HTA-R y enfatiza la necesidad de restringir su ingesta entre 3 y 5 gramos diarios como parte fundamental del manejo de la HTA resistente, la más grave de todas, que afecta a entre el 5 y 15 por ciento de los hipertensos.

Enlace original: http://www.diariomedico.com/2013/05/06/opinion-participacion/columna-invitada/sal-moneda-pago-riesgo-cardiovascular

Leave a Comment more...